Curso nuevo vida nueva, o eso dicen no?

Cada verano aprovecho un poco para conocer o hacer cosas nuevas, supongo que es mi forma de romper radicalmente mi rutina durante el curso.

Este verano he pasado más de dos meses en Alemania aprendiendo alemán, la mayoría del tiempo en Berlín pero también visitando otras partes del país. En Berlín he conocido mucha gente nueva, algunos realmente interesantes y otros no tanto, pero de todos he aprendido, aunque sea sólo un poco. He aprovechado para conocer Berlín como si fuera mi propia ciudad, llegando a la conclusión que es una bella ciudad en la que vivir. La gente es muy abierta y “open minded”, hagas lo que hagas difícilmente pensaran que es “raro”. Seguramente me ha gustado porqué es una ciudad alternativa dónde hay cabida para todos.

De mis amigos he aprendido más sobre como piensan los americanos, ya que no había tenido la oportunidad de conocer a muchos en persona. He aprendido otras formas se ser y relacionarse, que al fin y al cabo solo dependen de la cultura. He aprendido a que me guste la cerveza, o a vivir con recursos distintos. Pero también como ya he mencionado además he aprendido alemán, más que nada fluidez al hablar.

Quando dejé Berlín me adentré en otras ciudades alemanas, como Hannover, Magdeburg, Düsseldorf, Köln, etc. Para poder hacer esto usé Couchsurfing, herramienta muy interesante que me resolvió el tema del alojamiento durante bastantes días en distintos sitios. Con cada persona con la que dormí (en su sofá) me aportó muchas experiencias nuevas, puntos de vista e interesantes reflexiones. Realmente creo que esto de surfear de sofá en sofá si lo haces bien es muy enriquecedor y te ayuda a recuperar la fe en la humanidad (o por lo menos ayuda a mantener la que tengas).

Ahora ya en casa, me doy cuenta que no se me ha hecho para nada largo este verano, pero lo mejor de todo es que me llevo muy buenos recuerdos y un saco lleno de nuevas experiencias.

Puedo decir que este verano me ha llenado de energía para afrontar un curso que parece que no me lo va a poner fácil.

Ahora que ya he contado un poco de mi pasado, quiero contar un poco de mi “futuro”.

La universidad ya ha empezado y con ella cada año me planteo nuevos retos y nuevas. Para este año me gustaría llegar cerca el límite aplicando “work hard, party hard”. Voy a trabajar más duro que otros años para evitar que me queden algunas asignaturas, pero también voy a intentar innovar en mi socialización y mis hobbies. Lo que me tendrá algo más alejado del ordenador, o eso es lo que voy a intentar ya que por mi condición de estudiante de Informática paso muchas horas frente a este.

Mi plan es incrementar mis salidas running, para hacer un level up y correr maratones. Había pensado en hacer natación, pero lo veo difícil. De vez en cuando algún fin de semana me gustaría empezar a hacer escalada, pero ya veremos.

El problema como sucede a menudo, es el dinero, al ser estudiante no tengo demasiado tiempo para trabajar y consecuente mente para ganar dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.