Archivo de la etiqueta: reflexión

Teoría del decrecimiento como alternativa al capitalismo

No se como encontré este trabajo. Se trata de un trabajo de universidad de tres alumnos que buscaron un poco para plantear una alternativa al capitalismo.

A lo que llegaron a la teoría del decrecimiento como posible solución al capitalismo. No voy a realizar un resumen de lo que estos estudiantes describieron en 30 páginas, lo que voy a hacer es un poco de reflexión aplicando algunas cosas que yo sé con lo que ellos expusieron.

Un poco de resumen para empezar. La teoría del decrecimiento expone que el ser humano siempre se ha basado en el consumo de productos para crecer, devorando los recursos disponibles. Este modelo señala que esto hasta ahora no ha sido un problema muy grande ya que sólo lo hacíamos unos pocos. Por ejemplo sólo el 6% de la población mundial ha viajado en avión.

Además de esto yo como particular propongo replantearnos el valor de la vida, y lo que nos hace realmente felices. Sé que esto puede sonar bastante hippie pero realmente piensa, te hace más feliz tener un iPhone 5 en vez del 4? Yo creo que no, o la presión esta ¿porqué todos tenemos por estar estéticamente aceptables? Creo que deberíamos ser más naturales y parecernos más a los hombres de las cavernas, pero ¡ojo! viviendo on las nuevas tecnologías. Tendríamos que movernos más, nuestro ocio debería ser siempre hacer cosas a poder ser cosas que implicaran el máximo de movimiento posible.

Hay distintas teorías que dicen que a medida que más gente use una tecnología esta se perfeccionará quedando en el mismo nivel de uso de los recursos haciendo realmente que se consuma siempre lo mismo. Teoría con la que discrepo, ya que cada año se ha ido incrementando la extracción de minerales.

En que consiste esta teoría más la mezcla de mis puntos de vista:

  • Uso razonado de los recursos. Este concretamente consiste en usar sólo 100 cosas para vivir ya que tiene la teoría que todo lo demás es sobrante. Y la verdad es que creo que es así, pero es extensible a cuando creas que necesitas algo espera un mes y si sigue siendo así lo compras. Antes de comprar nada asegúrate de que realmente lo necesitas… En resumen reflexionar cada vez que compramos algo en vez de hacerlo por impulso.
  • Recicla, reutiliza… Cuando algo se estropee repáralo, reutiliza los componentes, recicla las partes, readapta algunos trozos…. Por ejemplo las cápsulas de nespresso se usan como joyas. A todo se le tiene que sacar el máximo partido antes de darlo por perdido (reciclándolo). Nos sorprenderíamos lo que conseguiríamos con algo de imaginación.
  • ¡Si sigue funcionando y no lo usas no lo guardes! Regálalo, véndelo, dalo en una ONG. ¿Que es mejor que esté en un cajón en tu casa que ni sepas que existe y con el tiempo se estropee o que otra persona le pueda sacar un provecho? Tú ganarás porque habrás recuperado parte del dinero y el otro porque no tendrá que comprarse otra herramienta nueva.
  • Compra cosas con 0km de transporte. ¿Es necesario tener nueces de argentina fuera de temporada? Creo que sería mejor potenciar el comercio local y hacerlo con comida de temporada. Si es tiempo de uvas compra uvas de tu vecino, aunque puedas permitirte otros productos de fuera de temporada a la larga el planeta no se lo podrá permitir. Es mejor que no contamines tampoco en este sentido.
  • El futuro no es crecer indefinidamente a cualquier coste, lo ideal sería mejorar como especie al mismo ritmo siempre y sin desigualdades. Optimizando los recursos disponibles y sin comprometer los recursos de generaciones futuras.
  • El I+D se tiene que basar en la optimización de los recursos como ventaja competitiva y en la mejora de la calidad. Solo de este modo conseguiremos mantener el mismo ritmo de vida y de consumo mejorando prestaciones sin comprometer el equilibro.
  • La obsolescencia programada tiene que pasar a ser cosa del pasado. No se pueden diseñar los productos poniéndoles fecha de “muerte” para generar un mayor consumo de estos. Esto es malo para todos a la larga. Las cosas tienen que durar lo máximo posible, aunque sean más caras. Por ejemplo es mejor gastarse 1000€ en una impresora que te dure 10 años en vez de comprarte 1 impresora/año por 100€.
  • Los trabajadores tienen que pasar menos rato en la empresa y más tiempo formándose. El pleno empleo sólo se consigue que todos trabajemos menos horas. Creo que la solución ideal es que todos trabajemos 4-6h día pero con la condición de que con el tiempo sobrante nos formaremos y haremos actividades para ser mejores al día siguiente en la empresa. Eso también incluye el mismo salario por menos horas trabajadas.
  • Haría falta una restructuración de toda la geográfica. Las poblaciones se tendrían que situar en lugares estratégicos cerca las fuentes de recursos (ya sean campos, ríos, el mar, llanuras, en medio de ciudades…) la cuestión es que todo tenga sentido y esté pensado. Cada ciudad debería ser autosuficiente y estar especializada en pocas cosas. Por ejemplo en una ciudad buenos hospitales, en la otra buenas universidades tecnológicas….
  • Las propiedades papeles del pasado. Con esto me refiero a que no tenemos necesidad de poseer tantos objetos como nos pensamos. ¿Realmente usamos tanto el coche como para que tengamos uno? ¿No sería mejor que uno lo comprara y lo alquilara, otro tuviera otra cosa y la alquilara y así sucesivamente en vez de tener todo todos? Y las casas/pisos, no sería mejor alquilarlos pudiendo así movernos según nuestras necesidades.
  • Que el dinero no lo sea todo. El dinero debería pasar a ser una cosa secundaria. Que la gente no lo hiciera todo por dinero, y que no se precisara para algunas cosas. Teniendo huertos la gente tendrían menos necesidades de acudir a las tiendas y comprar. Además se tendría que apoyar el espíritu de colaboración y ayuda como por ejemplo con los bancos de tiempo. ¿Si sabes hacer algo porque no ayudar y esperar que otras personas con habilidades distintas a las tuyas te ayuden en vez de cobraros mutuamente?
  • Mínimos y máximos, que las desigualdades sociales fueran mínimas y estuvieran reguladas por ley. Es decir que el sueldo máximo fuera 10 veces el suelo mínimo. De esta forma todos (o la mayoría) estarían interesados en que el sueldo mínimo subiera.
  • Las leyes las mínimas y más responsabilidad social. Se tendrían que eliminar la mayoría de las leyes y esperar que las persones hicieran un uso responsable de todo pero también que pensaran en los posibles efectos que tienen sobre los demás evitando conflictos.
  • Autorrealización personal, cada cual debería saber que quiere ser de mayor y que hacer con su vida. Todos deberían querer ayudar a la gente sin esperar nada a cambio, sonreír personas ajenas para alegrarlos el día, ceder el sitio a personas mayores.

Acabando ya y a modo de resumen señalar algunas cosas. Quizás esto es algo utópico, pero realmente creo que es la solución como especie. Ya no se pueden hacer las cosas para joder a la competencia ya que esta nos joderá a nosotros luego. Las colaboraciones tienen que ser win-win que es posible, y para que alguien gane los otros no tienen que perder.

Creo que si de verdad creemos en este modelo otro mundo es posible 😉

Las reglas keynesianas deben seguir o debemos pasar al neo-liberalismo?

Para empezar voy a explicar un poco cuales son las directrices estándar para los keynesianos y los neoliberales.

*Los keynesianos, defienden que los estados deben intervenir activamente en la economía del país. Parten de la base que en época de vacas gordas el estado debe aumentar los impuestos y volverse austero. Recaudando así mucho dinero y invirtiendo lo mínimo para seguir progresando como país. Y en épocas de vacas flacas el estado debe endeudarse y bajar los impuestos, de este modo el estado inyecta dinero a la economía creando un efecto multiplicador, y la disminución de los impuestos hace que la población adquiera más poder adquisitivo.

*Los neoliberales o nuevos clásicos son aquellos que defienden que los estados no deben intervenir o intervenir minimamente en la economía. Hay servicios que solo los pueden ofrecer el estado y por lo tanto tendrá que recaudar el dinero necesario para tal fin de algún modo intentando alterar minimamente el ecosistema económico.

De un modo mas llano los liberales sería EEUU (casi no se pagan impuestos pero te tienes que buscar la vida en muchos sentidos, casi no hay subsidios o sanidad) y los keynesianos Europa (te dan ayudas para todo y la sanidad es prácticamente gratuita y muy buena).

Después del pequeño resumen prosigamos con la pregunta, los estados deben ser keynesianos o clásicos?

Parece ser que en la actualidad está más extendida en la mentalidad común de que el estado debe ser keynesiano. Uno de los problemas es que en épocas de vacas gordas no se hicieron los deberes y los estados invirtiron todo el dinero además de bajar la presión fiscal y ahora que tendría que ser así y no lo es. Quizás el mal del sistema keynesiano es que es utópico? Que en vez de hacer lo que queramos deberiamos hacer lo correcto? Para poderlo comprobar deberíamos empezar  a aplicar todos los beneficios en la próxima época de bonanza, pero el problema es que la clase política no está comprometida, no está bien visto que suban los impuestos y a todos les gusta inaugurar cosas, cuantas más, mejor. Preferimos que el estado se encargue de todo para poder echarle la culpa de algo, culparlo siempre de las cosas que nos vayan mal. Por ejemplo por ejemplo no es normal que en España casi con la mitad de habitantes que Alemania tenga el doble de aeropuertos comerciales. O que España sea el país que más Km de trenes de alta velocidad (ave) tiene, creo recordar que tenía mas kilómetros que EEUU, Alemania y Japón juntos.

Y porqué el estado tiene que ser clásico? Lo primero que me viene a la cabeza es para que el país no se hunda. El estado no tiene crédito infinito por lo que debe ser austero. Quizás el problema esté en que hay enchufismos y algunas veces la administración no es suficientemente seria. La administración debe ser igual de competitiva que una empresa, no puede permitirse derrochar dinero, deber contratar a los mejores y debe estar al día además de facilitar la vida al ciudadano y no al revés.

Posiblemente el mayor problema que tiene este modo de ver la economía es que confiamos en los magnates que al final se dejan llevar por las grandes empresas. Quizás porque existen las grandes agencias de calificación que al final son las que terminan regulando el mercado. Si estáis un poco enterados estas agencias evalúan la calidad del déficit de distintos países y organizaciones que curiosamente sus clientes compran. Eso no es ser el árbitro del partido y jugar a la vez como jugador.

Y si todo fuese correcto y el problema estuviese en que no se actúa correctamente al cambiar de modelo constantemente? Simplemente deberíamos escoger hacer las cosas bien. Quizás sea porque se aplican opciones partidistas sin pensar mucho en las consecuencias o simplemente porque solo se mira a corto plazo?

No soy economista experto, pero todo lo que digo creo que puede aceptarse como válido. Aunque me gustaría que esto quedara a modo de reflexión.

Siempre esos dos minutos…

Estaba leyendo el blog de Susana Valien y realmente me he encontrado con esta maravillosa pieza de reflexión…

Realmente a lo largo del día vemos muchas personas, interactuamos con pocas, y casi nunca hablamos con gente desconocida. Aunque posiblemente estemos la mayor parte rodeados de gente desconocida.

Cada persona es un mundo, una forma de hacer, unas ideas, un punto de vista, un momento…

Como dice Susana, muchos bajamos las escaleras a tal velocidad que al mínimo despiste nos partimos la crisma, sólo por no perder el metro, aunque sepamos que en 2min volverá a pasar otro.

Dos minutos es el tiempo que pasas en el andén, dos minutos es el tiempo que tienes ese hombre al lado, dos minutos se soledad acompañada, dos minutos eternos, dos minutos perdidos, dos minutos es el tiempo que pasa sin hacer nada, dos minutos es el tiempo suficiente para llegar justo como siempre, dos minutos es el tiempo para ir con prisas.

Aunque en menos de dos minutos se han perdido amores, amistades, familiares.

En dos minutos hemos dejado de conocer gente nueva, gente maravillosa, historias diferentes, anécdotas, pero lo mas importante hemos desperdiciado una oportunidad para alegrarnos el día…

Esa chica, si la de hoy, con la que has cruzado miradas, no le has visto algo? Estas seguro? Piensa no os habéis cruzado miradas solo una vez… Tenia algo que te atraía, sabes que has desperdiciado la oportunidad de hablar con ella, sabes que te hubiera alegrado la mañana aunque ya sabías que no os hubieras vuelto a ver nunca más, o si?

Luego con motivos muchas veces en casa, sentimos ese vacío existencial, esa sensación que nos falta alguien. No crees que hubiera merecido la pena hablar con ella?

Muy bien eres tímido, has oído el hombre de la guitarra en el pasillo de intercambio? No? Será que ni te has fijado… Pues había un hombre, aunque no era joven tocaba como el primer día. No se le veía amargado, no se le veía estresado, y a pesar de eso, pasa con unos pocos euros al día. Mañana cuando pases por ahí fíjate, escucha la música, percibe los sentimientos que te causa la melodía, dele algo de calderilla si consideras oportuno. Te ha alegrado el día y se lo habrás alegrado a él.

Si no estás de humor intenta que no se note, intenta que pase desapercibido, tus compañeros no tienen la culpa. Si fuera al revés lo agradecerías.

Aprovecha ese tiempo muerto que tienes después de cenar para llamar a alguien, a un buen amigo, escucha su voz, pídele que te explique esa anécdota que siempre cuenta como si fuera la primera vez pero que ya te sabes de memoria. Juega con tus hijos, monta un playmobil, ah! Y no te olvides de que un barco pirata debe tener antena parabólica.

Abraza tu mujer, acariciarla pídele que te explique que tal el día, que se desahogue, los dos sabemos que esa compañera no es muy trabajadora. Cuando haya terminado cuéntale que has hecho hoy, explícaselo como si entendiera tu trabajo.

Eso es una vida humana, dónde las interacciones valen la pena, dónde las interacciones son nuestra razón de vivir. Una vida en soledad no es vida, es permanecer en soledad hasta morir. Para vivir sin sentir ya existen las máquinas, y creo que lo hacen algo mejor que tú. Intentar ser feliz no cuesta nada, solo es cuestión de quererlo ser, estás dispuesto? Pues aprovecha que mañana es el primer día del resto de tu vida!

 

 

¿Que buscamos realmente?

¿Trabajamos para vivir, o vivimos para trabajar? Antes de hablar del tema me gustaría que leyerais la siguiente historieta.

Un turista americano va a un restaurante costero en México y pide pescado, este le gusta tanto que decide preguntar de dónde lo sacan. El camarero no lo sabía por lo que se lo pregunta al cocinero, al que le responde que se lo traía el pescador que está en frente del restaurante al muelle.

Cuando termina de comer, el americano va al muelle y felicita al pescador por el pescado. El americano siendo un joven de negocios le pregunta por el tiempo que le ha llevado conseguirlo. El pescador ya entrado en años le contesta: “No mucho, consigo lo suficiente para vivir cómodamente y poder cuidar a mi familia. Con el tiempo que me sobra voy al bar, juego con mis hijos, toco la guitarra y ando por la playa”.

El americano, emocionado le contesta: “Yo tengo un MBA en Stanford, y creo que podrías conseguir una multinacional. Me explico, puedes empezar trabajando más, para conseguir dinero extra para tener un barco mas grande y contratar tripulación. Al cabo de un tiempo cuando hayas amortizado esta primera inversión puedes comprarte algunos barcos más para ganar dinero más rápidamente. Finalmente al cabo de 20 o 30 años té podrás retirar en un pueblo costanero, tocar la guitarra, pasar las tardes al bar, jugar con tus nietos y disfrutar de la vida”.

Lo que dice el americano tampoco es tan descabellado, sacrifica los tiempos libres que tiene el pescador para que mas tarde los pueda recuperar todo de golpe y dejar un buen legado para sus hijos cuando él no esté.

Lo que hace el pescador no es nada anormal, se trata de vivir la vida al día y no pensar mucho en el futuro ya que nunca sale como se planea. No es el único que hace esto, para que querer mas si luego no tiene tiempo para vivir?

Ambas son posturas respetables, pero cual prefieres?

No existe barrera entre el mundo físico y el mundo virtual

¿Porque tanto empeño en diferenciar el mundo real del virtual? ¿Porque la gente no los ve como una sola cosa? ¿O una mejora de lo que ya había? Creo que muchas personas lo hacen por tener algún interés. Pero si estas leyendo estas lineas seguramente te alegres de lo que voy a decir, o ya lo creas y es que no hay diferencia ninguna entre el mundo físico y el mundo virtual. No hay un mundo real y uno de no real (virtual), ambos forman parte del mundo.

¿Que significa estar conectado? ¿Significa tener conexión a internet? ¿Estar frente un dispositivo que tenga? Siempre estamos conectados, aunque durmamos. Nuestros correos electrónicos siguen recibiendo emails, los sitios que leemos siguen publicando nuevos contenidos, nuestros compañeros de las redes sociales siguen actualizándolas. Aunque no estés frente una pantalla para ver todos estos cambios siguen pasando igualmente.

Lo que realmente hace el mundo virtual, es potenciar lo que ya existe en el mundo real, lo multiplica todo por 10. Lo bueno y lo malo, aunque solo nos fijemos en lo malo, también tiene muchas propiedades buenas.

Hoy en día es igual de habitual conocer gente en el mundo real y virtualizarlos (agregarlos a redes sociales, mandarles emails…) como conocer en el mundo virtual y desvirtualizarlos (conocerlos en el mundo físico). El mundo virtual nos ayuda a comprender la esencia de la persona, ya no nos fijamos en el físico, nos fijamos en el mensaje, lo que dice. Luego cuando los conocemos en persona apreciamos los gestos, su físico, la forma de comportarse…

Hoy en día muchos chavales, cuentan sus vidas a gente a través de internet a otros chavales que no han visto nunca en el mundo físico, pero que tienen tantas cosas en común que se sienten muy bien hablando.

No podemos separar los dos mundos, cualquier estrategia en el mundo virtual tiene que ir acompañada en el mundo físico. Ya no solo sirve hacer marketing en uno de estas dos realidades, se tiene que aplicar a las dos, o irá faltada de gas.

Nos guste o no la tecnología ya forma parte de nuestras vidas, se puede comprar por internet, buscar trabajo, mantener el contacto con amigos lejanos, conocer gente nueva y sobretodo compartir información y ayudarse de forma mutua.