Archivo de la etiqueta: economia

Reseña del libro Gratis de Chris Anderson

El libro “Gratis” de Chris Anderson lo vi ya hace un tiempo en las librerías y me llamó la atención pero no ha sido hasta ahora cuando me lo he leído. La verdad es que ha sido un libro interesante y que me ha hecho percatar de algunas cosas en las que no había reparado.

Mi critica general hacia este libro es que es bueno y toda persona que quiera vender o quiera saber un poquito más del mundo en el que vivimos tendría que leerlo. No habla de un mundo ideal, sino que nos muestra el mundo como es demostrando que el dinero no crece de los árboles y que todo tiene una razón detrás.

Al principio empieza un poco de historia sobre “gratis” lo cual resulta interesante y te ayuda a ambientarte un poco y acto seguido hace la diferenciación entre gratis y libre (ambas “free” en inglés). Este capitulo a los hispano-hablantes no nos hace falta ya que tenemos dos palabras para ello.

En el siguiente grupo de capítulos habla sobre el porqué de lo gratis, como consecuencia inevitable de la evolución. Entre los motivos que expone está el que la tecnología cada 18 meses su precio se reduce a la mitad (como consecuencia directa de la ley de Moore).

Habla de la información gratuita, tema de mucha actualidad. Lo que dice es que realmente la información general y para todos los niveles tenderá a ser gratuita. Pero la información ultra-especializada se cobrará por ella.

Como ejemplo a seguir para lo gratis pone a Microsoft, con su estrategia copiarme a mi que luego ya pagarás por el software cuando puedas (sin olvidar que las empresas están obligadas a ello). También menciona Google como otro ejemplo basado en que la tecnología tiene coste cercano a 0 y por lo que puede ofrecer prácticamente todos sus servicios de forma gratuita sustentados por los anuncios.

El libro consta de un capítulo en el que defiende la economía de lo gratis. Pone como ejemplo datos de ingresos de empresas que una parte o su totalidad de servicios son gratis. Pero además, un poco entre lineas, dice que lo gratis permite tener más por menos.

Para los que anden un poco perdidos dice que para ganar dinero hay que encontrar la escasez y solo así se podrá ganar dinero.

Menciona la atención como la moneda del siglo XXI afirmación con la que coincido, nunca había sido “tan fácil” vivir pero andamos siempre tan escasos de tiempo que tenemos que escoger a lo que le dedicamos nuestra atención.

En los últimos capítulos del libro ofrece algunas ideas y recursos de esta nueva economía que es interesante de echar una ojeada.

Lo que probablemente no me gustó es que me pareció en algunas ocasiones algo repetitivo, como si el autor hubiese tenido la sensación que si no rellenaba el libro un poquito más le quedaría bastante pequeñito. Pero yo lo hubiera preferido así, ya que de la otra forma no te puedes saltar capítulos, o párrafos sin saltarte algo importante.

Mi veredicto final es que si estás interesado en vender por Internet, ofrecer servicios lo leas, puede ayudarte bastante cuando tengas que montar una empresa de nuevas tecnologías.

Las reglas keynesianas deben seguir o debemos pasar al neo-liberalismo?

Para empezar voy a explicar un poco cuales son las directrices estándar para los keynesianos y los neoliberales.

*Los keynesianos, defienden que los estados deben intervenir activamente en la economía del país. Parten de la base que en época de vacas gordas el estado debe aumentar los impuestos y volverse austero. Recaudando así mucho dinero y invirtiendo lo mínimo para seguir progresando como país. Y en épocas de vacas flacas el estado debe endeudarse y bajar los impuestos, de este modo el estado inyecta dinero a la economía creando un efecto multiplicador, y la disminución de los impuestos hace que la población adquiera más poder adquisitivo.

*Los neoliberales o nuevos clásicos son aquellos que defienden que los estados no deben intervenir o intervenir minimamente en la economía. Hay servicios que solo los pueden ofrecer el estado y por lo tanto tendrá que recaudar el dinero necesario para tal fin de algún modo intentando alterar minimamente el ecosistema económico.

De un modo mas llano los liberales sería EEUU (casi no se pagan impuestos pero te tienes que buscar la vida en muchos sentidos, casi no hay subsidios o sanidad) y los keynesianos Europa (te dan ayudas para todo y la sanidad es prácticamente gratuita y muy buena).

Después del pequeño resumen prosigamos con la pregunta, los estados deben ser keynesianos o clásicos?

Parece ser que en la actualidad está más extendida en la mentalidad común de que el estado debe ser keynesiano. Uno de los problemas es que en épocas de vacas gordas no se hicieron los deberes y los estados invirtiron todo el dinero además de bajar la presión fiscal y ahora que tendría que ser así y no lo es. Quizás el mal del sistema keynesiano es que es utópico? Que en vez de hacer lo que queramos deberiamos hacer lo correcto? Para poderlo comprobar deberíamos empezar  a aplicar todos los beneficios en la próxima época de bonanza, pero el problema es que la clase política no está comprometida, no está bien visto que suban los impuestos y a todos les gusta inaugurar cosas, cuantas más, mejor. Preferimos que el estado se encargue de todo para poder echarle la culpa de algo, culparlo siempre de las cosas que nos vayan mal. Por ejemplo por ejemplo no es normal que en España casi con la mitad de habitantes que Alemania tenga el doble de aeropuertos comerciales. O que España sea el país que más Km de trenes de alta velocidad (ave) tiene, creo recordar que tenía mas kilómetros que EEUU, Alemania y Japón juntos.

Y porqué el estado tiene que ser clásico? Lo primero que me viene a la cabeza es para que el país no se hunda. El estado no tiene crédito infinito por lo que debe ser austero. Quizás el problema esté en que hay enchufismos y algunas veces la administración no es suficientemente seria. La administración debe ser igual de competitiva que una empresa, no puede permitirse derrochar dinero, deber contratar a los mejores y debe estar al día además de facilitar la vida al ciudadano y no al revés.

Posiblemente el mayor problema que tiene este modo de ver la economía es que confiamos en los magnates que al final se dejan llevar por las grandes empresas. Quizás porque existen las grandes agencias de calificación que al final son las que terminan regulando el mercado. Si estáis un poco enterados estas agencias evalúan la calidad del déficit de distintos países y organizaciones que curiosamente sus clientes compran. Eso no es ser el árbitro del partido y jugar a la vez como jugador.

Y si todo fuese correcto y el problema estuviese en que no se actúa correctamente al cambiar de modelo constantemente? Simplemente deberíamos escoger hacer las cosas bien. Quizás sea porque se aplican opciones partidistas sin pensar mucho en las consecuencias o simplemente porque solo se mira a corto plazo?

No soy economista experto, pero todo lo que digo creo que puede aceptarse como válido. Aunque me gustaría que esto quedara a modo de reflexión.