Archivo de la etiqueta: conocidos

Porque he decidido no borrar a nadie más de Facebook o el porque las conexiones débiles importan

Prácticamente des de que me abrí una cuenta en Facebook he ido eliminando los “amigos” con los que perdía el contacto. Ya sea porque nos dejamos de ver o porque hemos ido perdiendo los intereses comunes. De este modo siempre tenía las personas con las que compartía más tiempo y a los que quería también dedicar más tiempo de calidad. De este modo tenía una cuenta minimalista.

He mantenido mi perfil entre 200 y 300 personas durante años hasta que di con un artículo que explicaba porque mantener el contacto con conocidos (conexiones débiles) es importante. Mientras que las conexiones fuertes (amistades) son difíciles de sostener en cantidad. El valor de estas recae en como de fuerte sea esta conexión. Contrariamente, con las conexiones débiles lo que importa no es intensificar la fuerza de la conexión si no la cantidad y variedad de ellas. Aunque ciertamente obtener una conexión débil es el primer paso para hacer una amistad no siempre puede evolucionar la relación de este modo.

Una persona con la que mantenemos una relación más íntima (conexión fuerte) se tiende a compartir muchos más que intereses comunes. Con alguien con quién tienes una conexión fuerte uno tiende a compartir espacios, actividades y (atención) círculos de contactos. Estos factores determinan que sea una conexión fuerte.

Si con las conexiones fuertes se comparten círculos de amistades y actividades existe una redundancia de información que ya se obtiene de primera mano u por otras amistades. Lo bueno de no compartir tantos puntos en común con las conexiones débiles es que sirven de puente a círculos de amistades a los que no se tiene acceso de otra forma. Estos puentes son los que nos pueden aportar nueva información o dar acceso a sitios (o puestos de trabajo) a los que no tendríamos acceso de otro modo. Aunque el primer impulso es pedir ayuda a nuestras amistades más intimas en algunas ocasiones puede no ser la mejor opción.

Las conexiones fuertes tienen también sus ventajas. La información fluye más rápidamente, tienden a ser fuentes más creíbles y van a influenciar mucho más en las decisiones. Para favorecer la entropía tenemos que hacer uso de las conexiones débiles ya que nos aportan nuevos conocimientos e ideas a los cuales no teníamos acceso anteriormente.

Bonus: Para los que queráis leer la publicación entera en inglés http://www.cs.kent.ac.uk/people/staff/saf/share/great-missenden/reference-papers/Weak%20Ties.pdf

Esos amigos del Facebook que son unos conocidos

Con más de 900M de usuarios Facebook es la caña, todos estamos metidos. Competimos por quien la tiene más larga (la lista de amigos, claro está). Actualmente tengo 287 “contactos” y ya son demasiados.

No creo que el problema sea yo, sino todos los demás (típico). Dime con cuantos de tus contactos has hablado en el último mes? Un mes es mucho tiempo y no me creo que hayas hablado con más de la mitad. Sigue pensando, en 6 meses, y en un año? Cuantos de ellos saben lo que tu estudias o de lo que trabajas? Y tu de ellos lo sabes? Sabes dónde viven? Un amigo esto lo sabe, Keep thinking…

Eso de coleccionar contactos al principio todos lo hemos hecho, hasta darnos cuenta de que no sirve de nada más que para fardar. Eso de ir acumulando amigos como el que colecciona sellos es algo un poco inútil. Y que es eso de agregar como a amigos comercios? Aun no saben que existen las fanpages?

Si haces un amigo hoy lo vas a tener mañana y pasado a menos que lo borres. A medida que van pasando los años vas conociendo gente nueva que vas agregando. Pero al cerrar las etapas de tu vida no borras esos amigos, sino que permanecen allí. Pueden ver todo lo que tu haces, tus fotos, etc.

Debido a mi reticencia de mi privacidad voy borrando amistades que sé que no volveré a ver y que no he tenido mucho contacto. Cuando hay más “cercanía” los agregas, pero luego como no han sido una amistad verdadera la cosa se enfría hasta el punto que pasan a ser unos simples conocidos. Por no rajar ya de los que te agregan por el simple hecho de haber salido de fiesta juntos alguna vez o por el simple hecho de pertenecer al mismo pueblo.

Facebook va a terminar siendo nuestro teléfono ya que nos comunicaremos a través de él, en el mejor de los casos. En el peor se apropiará de nuestras vidas, sabrá más que nosotros mismos.

Supongo que en el fondo esto es una justificación por la cual tengo “tan pocos amigos” o más bien, mi justificación de porque de vez en cuando voy borrando algunos. Al fin y al cabo creo que con 100 contactos menos haría lo mismo… Creo que ninguno de ellos o muy pocos se daría cuenta de que ya no me tienen.

Facebook sucks! Pero el problema no está en la plataforma, sino en la gente. Tenemos que aprender a distinguir entre amigos, conocidos y saludados. Aunque si lo queremos para cotillear y descubrir que nuestra ex se ha hecho pareja nueva admitamos que somos unos cotillas y no unas personas súper sociales.

Ten en cuenta que en Facebook todo el mundo está de fiesta y es feliz, pero las caras en el metro no demuestran lo mismo. Escoge tu realidad.

Inspirado en Facebook: amigos, conocidos y conectados