Resumen y reseña del libro “I Will Teach You To Be Rich” de Ramit Sethi

“I will teach you to be rich” es un libro que a menudo me han recomendado directamente o indirectamente pero siempre he evitado. Por regla general este tipo de títulos presuntuosos me dan como un poco de alergia. Al final lo he leído y tengo que decir que el título no le hace justicia. Vale la pena leerlo aunque esté enfocado al mercado americano. Mi reseña va a estar enfocado al lector europeo.

Resumen:

El libro a mi entender está muy bien organizado (teniendo en mente se escribió pensando en el americano medio). Empieza con una introducción sobre el valor del dinero invitándonos a reflexionar sobre su valor. El primer capítulo nos ayuda a organizarnos las tarjetas de crédito y sus préstamos asociados. En el segundo capítulo desarrolla la manera de sacar el mejor partido de los bancos. Seguidamente nos prepara para invertir. En el capítulo cuatro nos invita a gastar pero de forma controlada. En los capítulos finales nos desmitifica la figura del experto diciendo que ellos tampoco saben lo que hacen, que lo mejor es conseguir inversiones con una comisión baja.

Este libro itera a menudo sobre las pensiones, el dinero que se gana invirtiendo en el 401k y IRA (planes de pensiones americanos). Además se concentra en las leyes americanas sobre la idoneidad de los impuestos (tengo que añadir que me pareció muy bien que incentivara el pagar impuestos).

El libro empieza haciendo hincapié en que no todo lo que compramos lo necesitamos. Lo primero que tenemos que hacer es una reflexión sobre lo que queremos y lo que ciertamente necesitamos. Él pone varios ejemplos. Gastarse 20.000€ al año en fiestas no tiene porque ser malo. Quizás esta persona vive en un piso compartido muy pequeño porque no quiere nada más glamuroso pero en cambio le gustan mucho las fiestas por lo que decide gastarse el dinero en lo que le hace feliz. Lo que no podemos hacer es gastar el dinero en cosas que no necesitemos ni que no nos hagan felices para impresionar a otros. Cita: “ahorra en lo que no quieres, pero gasta en lo que amas”.

Para llegar a este punto que lo sugiere es hacer un análisis sobre en que gastamos. Luego ir uno por uno decidiendo si quiero o no quiero. Además insiste en crear un “gasto extra” que no se invierte si no que se queda en forma de ahorro para imprevistos y a ser posible no se toca (es un colchón de imprevistos). Parte de la división del salario debe incluir (e insiste) gastos para subir la moral. Como lo de las fiestas, cine o cosas que no necesitamos pero nos hace felices pero debemos cumplir esos límites.

Otro concepto importante es que no debemos estar pendiente diariamente de las inversiones en el mercado de valores (bolsa). Uno tiene que comprar y seguir comprando por largos periodos de tiempo si creemos que hemos tomado la decisión correcta, incluso cuando esa acción baja un 20%. Que las circunstancias del momento no te nublen la visión a largo plazo.

Asimismo nos invita a buscar un objetivo para justificar nuestro ahorro. Dicho objetivo nos facilita la vida en dos formas. La primera cuando digas que ahorras y te metan presión social podrás decir tu motivo y dejarán de presionarte. La segunda manera en la que te hace las cosas más fáciles es para ti mismo. El hecho de tener un objetivo te incentiva y motiva a seguir con el plan marcado previniendo que lo abandones en momentos de debilidad.

Sethi manifiesta que los “index founds” son quizás una de las formas más simples para invertir y para nada una mala idea. Si nos montamos el portafolio por nuestro lado debemos diversificar en distintos clases de activos. No solamente entre la diversificación es entre stocks pero también entre clases. Los stocks pueden ser de grande/media/pequeña empresa, internacional o nacional. Los bonos pueden ser de gobiernos, municipios o corporaciones; corto o largo plazo; y protegidos contra la inflación.

Basándose en la edad recomienda distintas proporciones de bono vs stock:

Hasta (edad) Stock Bono
35 90% 10%
45 78% 22%
55 63% 37%

Esto podría conseguirse con “life cycle bounds”. Con este tipo de bonos el tipo de inversión va cambiando. Simplemente tenemos que asegurarnos de escoger el mejor bono y a partir de aquí ya no tocamos nada. Nos van a cobrar algo más de comisión que si nos lo montamos por nuestro lado pero la ventaja es que nos podemos olvidar del tema.

El libro expone el modelo Swensen de distribución de activos como modelo que ofrece seguridad:

Procentaje Tipo de inversión
30% Stock de EEUU
15% Stock internacional del primer mundo%
5% Stock de mercados emergentes
20% Fondos de inmuebles
15% Bonos de gobierno
15% Bonos del tesoro protegidos contra la inflación

Uno de los consejos que ofrece ya al final del libro es referente a bienes inmuebles. La casa que nos queremos comprar tiene que costar menos de 2.5 veces nuestro salario anual y debemos tener (y pagar) al menos el 20% de lo que cuesta en metálico.

Mi valoración:

Al libro “I Will Teach You To Be Rich” le doy un 6 de 10 por los siguientes motivos:

  • Está basado en el americano medio por lo que para mi la mitad del texto era irrelevante.
  • Es un libro que aunque tiene algunos puntos de vista muy buenos la mayoría es para principiantes o de lógica aunque va bien para ver las tonterías más básicas.
  • Pone buenos ejemplos y respalda las afirmaciones con datos (aunque sean inventados).

Recomiendo el libro a todo el que quiera mejorar su contabilidad personal especialmente si se están iniciando en el mundo de las inversiones. Si tienes una buena base de economía este libro no te va a aportar nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>